Berlín, 19 de mayo.- El futuro entrenador del Bayern Múnich, Carlo Ancelotti, ha manifestado que procurará respetar el legado de Pep Guardiola en el club bávaro y las señas de identidad marcadas por la posesión de pelota.

“Personalmente es algo que no me obsesiona pero tengo que tener cuidado en no desestabilizar una forma de juego que ha tenido éxito. Es un reto más que asumo con entusiasmo”, dijo Ancelotti en avances de su libro “Quiet Leaderschip” que publica la revista alemana “Stern” en su edición de esta semana.

Ancelotti también elogia la estructura del Bayern en la que, dice, está reunida una sabiduría futbolística que es única en el mundo.

“En el Bayern está reunida una sabiduría sobre el juego que es única en el mundo. Todos los que están allí han logrado grandes cosas en diversas funciones como jugadores, entrenadores o funcionarios”, dijo Ancelotti.

Ancelotti relevará en la próxima temporada a Guardiola que se marcha al Manchester City y tendrá el sábado su último partido al frente del club bávaro en la final de la Copa de Alemania contra el Borussia Dortmund.

El entrenador italiano es consciente de que los títulos acumulados -entre ellos dos Ligas de Campeones con el AC Milan y una con el Real Madrid- le dan cierta autoridad pero el considera que la clave del liderazgo está en otra parte.

“Quien actúa de manera serena y meditada, genera confianza, usa su capacidad de convicción y asume su trabajo profesionalmente irradia autoridad”, destaca en su libro.

Otra clave, la más importante, está para el técnico italiano en el respeto a las personas con las que trabaja.

“Respeto a la gente con la que trabajo. La gente confía en que yo hago lo correcto así como yo confío en que los otros asuman su papel en la organización”, explicó

Un ejemplo de un liderazgo sereno para Ancelotti es el de Vito Corleone en “El padrino” aunque al decirlo advierte que eso no implica que apruebe los métodos de la mafia.

“Vito Corleone es un líder por el que uno se puede guiar porque es respetado por todos: por la familia, por la gente con la que trabaja e incluso por sus enemigos”, señala.

Fuente: EFE.

Comentarios

comentarios