Guayaquil, 3 de mayo.- La sesión solemne de Barcelona, por sus 91 años de fundación, estuvo cargada de recuerdos, emociones, pero sobretodo de solidaridad por el duro momento que atraviesa el país tras el terremoto del pasado 16 de abril.

Con unas sentidas palabras del presidente, José Francisco Cevallos, donde no pudo faltar el minuto de silencio en honor a todas las víctimas del desastre natural, se dio inicio a una noche de regozijo y reconocimientos, donde los principales personajes de la noche fueron los hombres que convirtieron a Barcelona en el Ídolo del Ecuador.

Agradeciendo la presencia de todos los presentes en el salón ‘Rocafuerte’ del Centro de Convenciones y mostrando su respeto por la desgracia que vive Ecuador, principalmente a las provincias de Manabí y Esmeraldas, Cevallos empezó el acto donde se rindió “tributo a una gran institución en estos 91 años de fundación” y sobretodo reconoció “a grandes personalidades, exjugadores, exdirigentes, socios inactivos, activos que han contribuido al engrandecimiento de nuestra querida y amada institución”.

“Al hablar de festejos hoy quizás podría ser visto como un exceso. Como país atravesamos momentos complicados que han puesto a prueba nuestra fortaleza como seres humanos y que al mimso tiempo han demostrado cuan solidarios podemos ser como país. Por eso hoy en esta reunion por los 91 años de nuestra querida institucion prefiero usar la palabra -recordar-. Recordar la grandeza de este club con el que todos tenemos una historia, algunos como socios, dirigentes o futbolistas, pero sobretodo como hinchas”, fueron las palabras de Cevallos, quien con un discurso breve se ganó el aplauso de todos los presentes.

Precisamente después vinieron los recuerdos y los homenajes para quienes permitieron que Barcelona se vuelva el principal club de Ecuador y uno de los mejores de sudamérica.

Dos de los valuartes de la famosa ‘Cortina de Hierro’, Luciano Macías y Alfonso ‘Cortijo’ Quijano, estuvieron presentes en el acto solemne, que no pudo contar con la presencia de Vicente Lecaro por motivos de salud y Miguel Bustamante, quien en paz descansa, pero quienes también recibieron medallas conmemorativas a través de familiares presentes.

Después el historiador Alberto Vasconcelos se encargó de reseñar como inició la idolatría por Barcelona, un equipo que sin ser campeón nacional ya era conocido internacionalmente por vencer al ‘imbatible’ Millonarios de Alfredo Di Stéfano.

La velada finalizó con la presentación de la camiseta conmemorativa de Barcelona, la misma que la utilizará el próximo domingo cuando visite a Liga de Quito, además del Clásico del Astillero y contra Mushuc Runa.

Comentarios

comentarios