Guayaquil, 27 de abril.- El cobro de 150 mil dólares que Ismael Blanco solicitó a Barcelona, a través del Comité Ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), tomó por sorpresa y molestó a la dirigencia amarilla, lo que motivó al actual Presidente a reunirse con todo el plantel finalizado el entrenamiento de este miércoles.

Luego de aproximadamente 30 minutos de reunión, Cevallos subió hasta la concentración de Barcelona donde atendió a los medios e informó sobre el cobro que exige Blanco.

“Ni nosotros lo sabemos (sobre los valores que exige Blanco), hay valores pendientes de la prima 2016, pero también hay unos valores que la verdad no los tenemos bien claro y eso hemos venido hablando con la representante (Silvia Latof) en la cual hay dos pagarés firmados justo el día anterior a nuestra posesión el 26 de octubre, nosotros nos posesionamos el 27 de octubre, que hemos creído conveniente que hasta que nos demuestren todo el tema de las negociaciones correspondientes, la certificación de esa deuda”, expresó Cevallos, quien recalcó que ya estaban en conversaciones con la empresaria del jugador a la espera de la certificación de la deuda para solucionar el problema, por lo que el malestar se debe a que “Nosotros no conocíamos que iba a presentar esa documentación en la Federación el día de ayer (martes), yo personalmente no lo conocía, y nos desayunos con esta noticia que no la teníamos previsto”

Sobre la situación y el futuro del jugador en Barcelona, que estuvo presente este miércoles en la práctica pero no fue tomado en cuenta, el Presidente amarillo anunció que “Vamos a tomar una resolución en las próximas horas, nos vamos a reunir con los integrantes de la Comisión de Fútbol para poder tomar una decisión. Él (Blanco) ha manifestado claramente que todo lo ha delegado o derivado para que hablen con su representante, que él quiere hablar es de fútbol”, manifestó Cevallos.

Cevallos también explicó que el cobro lo hacen a través de Ismael Blanco, “pero aparentemente es por temas de comisiones, cosas por el estilo, certificadas con un pagaré firmadas por la directiva anterior un día previo a nuestra posesión. Habría que certificar porque no es de pagar por pagar”.

Blanco solicitó el pago de 150 mil dólares en la FEF, por tres letras vencidas de 50 mil dólares cada una, ha falta de una más que estaría por vencerse. La FEF le dio 30 días de plazo a Barcelona para realizar el pago.

Todo indica que podrían ser los últimos meses de Blanco en Barcelona, quien tiene contrato hasta fin de año, y que actualmente atraviesa un bajón en su nivel futbolístico que lo ha relegado al banco de suplentes, adicional a las lesiones que ha sufrido desde el 2015.

El Presidente de Barcelona también fue consultado sobre las demandas por deudas que han presentado Boca Juniors y el ex entrenador amarillo Gustavo Costas.

Sobre Boca Juniors aclaró que la deuda es de 1 millón de dólares por la venta de Damián Díaz, la misma que no fue pagada por la dirigencia anterior cuando el futbolista argentino fue transferido a Qatar.

“Estamos viendo los mecanismos para llegar a un acuerdo, la deuda es de un millón más intereses”, señaló Cevallos, quien dejó en claro que no quieren que vuelva a pasar lo ocurrido con Benito Floro, por lo que están en diálogos con el club argentino.

Con respecto a la demanda de Gustavo Costas, el principal dirigente informó que Barcelona apelará ante el TAS (Tribunal Arbitral del Deporte).

Comentarios

comentarios