Redacción Global, 29 de marzo.- Adenor Leonardo Bacchi, conocido mundialmente como Tite, en nueve meses ha llevado a Brasil de la sexta plaza en las Eliminatorias Sudamericanas a asegurar su boleto mundialista.

Sus 8 victorias consecutivas en eliminatorias, que superan las 6 del Brasil del 70′ y lo convierten en récord absoluto, le permitieron a la Canarinha ser la primera selección con billete mundialista (junto con el anfitrión, Rusia).

Nueve meses atrás, cuando asumió el cargo de seleccionador de Brasil el 20 de junio de 2016, el equipo ocupaba el sexto puesto de la tabla clasificatoria sudamericana. Fuera, incluso, del repechaje para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018.

Con una afición muy pesimista, Tite cimentó las bases de un equipo y le dio muchas garantías de futuro. Asentó su esquema táctico favorito (4-1-4-1), reforzó la idea del colectivo y el liderazgo compartido (En estos 8 partidos hubo 6 capitanes distintos: Neymar, Miranda, Fernandinho, Dani Alves, Filipe Luis y Renato Augusto) y afianzó la solidez defensiva de un equipo que solo ha encajado 2 goles en esta etapa: 2-1 ante Colombia y 4-1 ante Uruguay.

En lo individual, fortaleció a Marquinhos en el centro de la zaga y a Casemiro en el medio sector. Además, recuperó a Paulinho tras dos años de ausencia con la Seleção y logró la conexión entre Coutinho y Neymar.

Fanático del italiano Carlo Ancelotti y de la selección brasileña del 82′, la filosofía de Tite se basó en el trabajo, sobre todo en la modernización del ‘jogo bonito’.

“A mí me llamaron a ser técnico de la selección, y entiendo que la mejor manera que tengo de contribuir aquí es aplicar aquellas palabras que han guiado mi vida y mi carrera: transparencia, democratización, excelencia y modernidad”, manifestó Tite, quien agregó que pertenece “A esa escuela de juego de apoyos, de asociación, de triangulación, de cambiar pases y de la creatividad en el último tercio del campo. No me importa tener un equipo con menos fuerza y sí con más movilidad, con transiciones ágiles y rápidas”.

Comandada por Tite, Brasil no solo se convirtió en la primera selección clasificada al Mundial de Rusia 2018, también recuperó su poderío en Sudamerica donde en los últimos 8 partidos ha anotado 24 goles.

Comentarios

comentarios