(Guayaquil, 26 de abril).- Cristiano Ronaldo estará este martes por la noche al frente del ataque madridista ante el Manchester City. El astro portugués ha superado las molestias que arrastraba desde la visita del Villarreal al Bernabéu y será de la partida en el once de Zinedine Zidane.

Cristiano tendrá así la oportunidad de volver a jugar en Mánchester, la ciudad que le vio convertirse en una estrella del fútbol mundial, y ante un rival con el que mantiene una relación especial. Durante su etapa en el United, el del City era para él el derbi por antonomasia. Llegó a jugar once como red devil, con un balance de siete victorias, un empate y tres derrotas. Anotó cuatro goles -todos ellos en victorias del ManU- y dio tres asistencias. En el otro lado de la balanza, dos expulsiones para él, fruto del carácter más volcánico de su juventud.

Ahora, a los 31 años, Ronaldo vuelve a Mánchester como líder indiscutible del Madrid y gran aval goleador de la candidatura blanca a la Champions. El portugués suma 16 goles en la máxima competición europea, a sólo uno de su propio récord, 17 en la campaña triunfal de la Décima.

El de esta noche será el 45º partido de Cristiano esta temporada. Sólo se ha perdido dos: el de Cádiz, por decisión técnica, y el del Rayo, por la sobrecarga que le hacía ser duda hoy. Pero no. Vuelve la Champions y Cristiano, autor del hat-trick en la vuelta de cuartos que permitió al Madrid remontar el 2-0 de Wolfsburgo

Fuente: Marca

Comentarios

comentarios