Guayaquil, 29 de septiembre.- El mediocampista argentino de Barcelona, Damián Díaz, habló sobre la polémica expulsión sufrida en el partido ante Deportivo Cuenca donde negó haber lanzado un beso al árbitro Carlos Orbe y haber tenido un gesto de racismo hacia el cuarto árbitro.

“Yo jamás he tirado un beso a nadie. Se deben haber confundido con el gesto que hice”, manifestó en rueda de prensa el ‘Kitu’, quien agregó que “Con el tema de la raza no tengo ningún problema. Muchos de mis amigos son de color. Jamás quise ofender a nadie”.

Acompañado por los principales directivos de Barcelona, Díaz dio su versión sobre lo ocurrido el domingo pasado en Cuenca y ofreció disculpas en caso de haber ofendido a los árbitros.

“Yo amo mucho a este país y jamás voy a ofender a nadie. Si alguien se sintió ofendido, pido disculpas”, finalizó Díaz, quien fue sancionado con cuatro fechas tras el informe emitido por Carlos Orbe una vez finalizado el compromiso.

Este viernes se conocerá si la apelación que Barcelona realizó por la sanción a Damián Díaz tendría efecto, caso contrario el jugador se perdería el partido de esta noche ante El Nacional, la revancha en Quito contra los ‘militares’, y los juegos ante Deportivo Cuenca (Guayaquil) y Liga de Quito (Quito).

Damián Díaz se defiende con versión sobre lo ocurrido en Cuenca
El mediocampista argentino de Barcelona, Damián Díaz, habló sobre la polémica expulsión sufrida en el partido ante Deportivo Cuenca.
Global

Comentarios

comentarios