Redacción Global, 3 de mayo.- La Federación de Fútbol de Inglaterra (FA) probará las expulsiones temporales en sus ligas inferiores y de juveniles desde la próxima temporada.

Los clubes ingleses participarán de esta prueba piloto, pero no se les cobrará los 12 euros de multa que supone cada tarjeta amarilla.

Sólo se aplicará en tarjetas amarillas mostradas por protestar y los jugadores abandonarán el terreno de juego 10 minutos, y en las categorías por debajo de la Quinta División y en categorías juveniles tanto masculinas como femeninas.

Comentarios

comentarios