(Guayaquil, 04 de mayo).- El juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, ha sentado al delantero del Barça, Neymar da Silva, y al presidente del club, Josep Maria Bartomeu, en el banquillo de los acusados por las irregularidades en el fichaje del jugador, que procedía del Santos Fútbol Club.

El magistrado, que procede también contra los padres del jugador, el expresidente Sandro Rosell, el propio club como persona jurídica, el Santos y otras dos personas, ha fijado fianzas de 3,4 millones de euros en concepto de responsabilidad pecuniaria.

El magistrado aclara que actúa “por obligación” y siguiendo lo dispuesto por la Sala de lo Penal que ordenó que reabriera una causa que él había sobreseído. Les acusa de la comisión de delitos de estafa impropia y corrupción en los negocios.

La Fiscalía solicitaba penas de hasta cinco años de prisión y multas de hasta 10 millones, por lo que será el Juzgado de lo Penal el encargado de celebrar el juicio, para el que aún no hay fecha.

De la Mata declara que la fianza debe abonarse de forma conjunta por el FC Barcelona y el Santos y sus presidentes, incluyendo al del club brasileño, Odilio Rodríguez.

Para fijar la cuantía se apoya en la tesis del Ministerio Público que defiende que el fondo que disponía del 40 por ciento de los derechos del jugador, DIS, recibió 6,8 millones de euros por un precio total de 17 millones, correspondiente a los derechos federativos de Neymar. La cantidad real del traspaso ascendió a los 25,1 millones por lo que DIS tendría que haber recibido 10, explica.

En la causa, que ha dado muchas vueltas, se encuentra personado como acusación particular el fondo brasileño que reclama penas más elevadas que la Fiscalía. Es la única parte que procede contra Bartomeu para el que solicita 8 años de prisión, los mismos que pide para su antecesor. En el caso de Neymar, DIS reclama 5 años.

Fiscalía defiende que la operación de fichaje habría alterado el libre mercado e impedido que el jugador entrase en el mercado conforme a las reglas de la libre competencia de modo que “se obtuviera una mayor cantidad económica por el traspaso”.

83 millones según el fiscal

El fiscal cifró el dinero ‘real’ abonado por el fichaje en 83 millones de euros y precisó en su escrito que, como consecuencia de la dinámica desplegada en la contratación, la empresa DIS dejó de percibir 10 millones de euros, por lo que debe ser indemnizada con 3,2 millones. Veía delito al estimar que, en el año 2011, el club blaugrana se comprometió a abonar a Neymar 40 millones de euros para que jugara en el equipo a partir de 2014.

Acordaron, además, abonarle 10 millones como anticipo y le garantizaban un sueldo mínimo en 5 años de 36,1 millones de euros. En un segundo momento, en 2013, se adelantó el compromiso un año y se abonaron al jugador los restantes 30 millones de los 40 acordados.

Ante las perspectivas de que Neymar no asumiera el compromiso pactado años antes, se le ofreció un sueldo mayor, de 45,9 millones.

Juez de España abre juicio oral a Neymar por fichaje millonario
El juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, ha sentado al delantero del Barça, Neymar da Silva, y al presidente del club, Josep Maria Bartomeu, en el banquillo de los acusados......
Global

Comentarios

comentarios