Londres, 3 de mayo.- El monje budista tailandés que bendijo al Leicester City a comienzos de temporada, Phra Prommangkalachan, ha asegurado que el conjunto inglés afrontará la próxima edición de la Liga de Campeones “con la mente despejada, habilidad y determinación” para brillar “en la escena internacional”.

“Estoy convencido de que el poder del Budismo y la predicación creó un espíritu de equipo y unidad en el club”, dijo Prommangkalachan en su templo de Bangkok, en unas declaraciones que recoge la cadena británica Sky Sports.

“Los atacantes y los defensores se ayudaron mucho, y ese es el poder que les ha permitido tener éxito y ha traído la felicidad a los aficionados”, continuó.

“Tener la mente despejada les ha permitido gozar de la concentración, habilidad y determinación necesaria para hacerlo bien en el escenario internacional”, agregó el monje tailandés.

Prommangkalachan, que ha viajado este año en varias ocasiones a Leicester (centro de Inglaterra) con el dueño del equipo, el multimillonario tailandés Vichai Srivaddhanaprbha -ferviente budista-, bendijo a los jugadores y al estadio, el King Power Stadium, a comienzos de la pasada temporada.

“Bendije el estadio para purificar la energía y a cada uno de los jugadores para que pudieran concentrarse y estar libres de presiones”, indicó el monje, que regó de agua bendita el terreno de juego.

“Recé por ellos desde las 02:00 de la mañana hasta las 04:00 de la mañana, pero la victoria no vino por mí, sino por el equipo y la bondad del dueño”, dijo.

El conjunto de la región de las Midlands, que el lunes se coronó campeón de la Premier League por primera vez en sus 132 años de historia, hará entrega de amuletos bendecidos por Prommangkalachan a los integrantes de la primera plantilla del club.

Los amuletos sin bendecir están actualmente a la venta en la tienda oficial del templo por cerca de 1.160 libras (1.460 euros). Los dos amuletos más grandes, que cuestan 3.410 libras (4.300 euros) cada uno, están reservados para el dueño del club y para el entrenador, el italiano Claudio Ranieri.

Fuente: EFE

Comentarios

comentarios