Redacción Global, 4 de abril.- El Manchester United igualó de manera agónica con el Everton, por la fecha 31 de la Liga Premier de Inglaterra, gracias a un penal ejecutado por Zlatan Ibrahmovic, pero que no salvó de los silbidos a los dirigidos por Mourinho.

Una mano de Ashley Williams, en el tercer minuto de adición (90+3′), salvó de la derrota a los ‘Diablos Rojos’ que no contaron con Antonio Valencia y tampoco lograron mostrar el nivel acostumbrado de anteriores partidos.

El Everton se puso en ventaja a los 22 minutos, en una jugada confusa, luego de que Jagielka logró tocar el balón ante la marcación de Marcos Rojo para vencer a David De Gea pon intermedio de las piernas.

El partido no tuvo el ‘duelo de ecuatorianos’, luego de que Antonio Valencia no fuera considerado para el cotejo. Enner Valencia estuvo en la banca de suplentes de los ‘Toffees’, pero no tuvo minutos.

El Manchester United ahora deberá prepararse para el juego contra el Sunderland, el próximo domingo a las 07:30. Por su parte el Everton recibirá el mismo día, a las 10:00, al Leicester.

Comentarios

comentarios