(Guayaquil, 31 de mayo).- La Liga de Campeones se decide el sábado en Cardiff con un duelo entre al Real Madrid, que tiene el récord de títulos (11) y de finales disputadas (14), y la Juventus, que cuenta con el mayor número de derrotas en el partido decisivo, al haber sido seis veces subcampeón, con solo dos veces levantando el trofeo.

De este modo, el Real Madrid, en su decimoquinta final, y Juventus, que llega por novena vez, son la cara y la cruz en la historia de la competición, aunque otros dos equipos han disputado más finales que el conjunto italiano, como sus compatriotas del Milan, que han jugado once y han ganado siete, y el Bayern Múnich alemán, que ha logrado cinco Champions y ha sido otras cinco subcampeón.

El Barcelona también ha jugado ocho finales, las mismas que la Juventus, pero con mejores resultados, ya que aunque perdió tres, tiene cinco triunfos en su palmarés.

El Benfica, con dos títulos ganados y cinco finales perdidas, y el Atlético Madrid, tres veces subcampeón sin poder hacerse con el trofeo, son los otros dos equipos con los que la competición ha sido particularmente cruel.

“La negatividad trae negatividad. Y todavía existe cuando escucho hablar de las finales perdidas”, afirmó el técnico de la Juventus, Massimiliano Allegri. “La Juve no ha perdido seis finales, ha jugado ocho. Llegar a una final es algo extraordinario. Lo importante es estar en el momento adecuado. Es una gran alegría llegar a una final de Champions League”, añadió el entrenador italiano.

El Real Madrid, que se llevó el título en 1956, 1957, 1958, 1959, 1960, 1966, 1998, 2000, 2002, 2014 y 2016, solo perdió las finales de 1962 (derrotado por el Benfica por 5-3), 1964 (no pudo con el Inter de Milán, que se impuso por 3-1) y de 1981 (cuando cayó ante el Liverpool por 1-0).

El argentino Alfredo Di Stéfano, el jugador más legendario de la historia del Real Madrid, acuñó una frase que se convirtió en santo y seña en el mundo del fútbol en las últimas décadas: “Las finales no se juegan… se ganan”, dijo una vez el mítico futbolista. Y la aplicó al pie de la letra, ya que se impuso con el equipo blanco en las finales de las cinco primeras ediciones del torneo, entre 1956 y 1960, y esa máxima parece haberse convertido en lema del club.

La Juventus, en cambio, ganó su primer título en 1985, cuando se impuso por 1-0 al Liverpool, con un tanto de penalti, anotado por Michel Platini, en una final amarga en el estadio Heysel de Bruselas, al morir 39 hinchas del equipo italiano, tras un ataque de los hooligans del conjunto inglés.

El luto de aquella final impidió a la Juventus cualquier celebración o signo de alegría.

El segundo y último título juventino llegó en 1996 cuando ganó por penaltis al Ajax de Ámsterdam (4-2), tras un partido que terminó en empate (1-1).

Sus seis derrotas en finales, llegaron en 1973 ante el Ajax (1-0), en 1983 contra el Hamburgo (1-0), en 1997 frente al Borussia Dortmund (3-1), en 1998 con el Real Madrid como rival (1-0), en 2003 con el Milan (3-2 en los penaltis, tras un 0-0) y en 2015 en que le ganó el Barcelona (3-1).

“Es cierto que el porcentaje de finales ganadas por el Madrid es impresionante, pero no hay manera de hacer comparaciones entre partidos diferentes. El Real ganó la última, pero la historia se renueva constantemente”, afirmó recientemente en el diario Marca una de las estrellas legendarias del equipo juventino, Alessandro del Piero.

Otra de las estrellas del equipo italiano, Gianluigi Buffon, juega a sus 39 años su tercera final, tras haber perdido las de 2003 ante el Milan y la de 2015 contra el Barcelona, con la esperanza de ganar esta vez el último gran título que falta a su palmarés.

Real Madrid y Juventus, la cara y la cruz de la historia de la Champions
La Liga de Campeones se decide el sábado en Cardiff con un duelo entre al Real Madrid, que tiene el récord de títulos (11) y de finales disputadas......
Global

Comentarios

comentarios